Combinar colores con el papel pintado

Combinar colores

Ya no se lleva lo de los años 60-70, antes se empapelaban todas las paredes y no era necesario pensar como se iba a combinar el papel pintado con la pintura de las otras paredes. Entonces el papel pintado combinaba con él mismo :)

Para combinar el papel con color, tenemos 2 opciones:

La primera opción es elegir uno de los colores que contenga el estampado del papel pintado. En este caso (foto de arriba), se podría combinar el papel con un verde, un azul, o como es el caso, un naranja.
Si los colores del papel pintado son demasiado chillones y no queremos que las paredes sean tan estridentes, podemos seguir la misma norma, pero poner un  tono más suave.

La segunda opción es más discreta y adecuada a todos aquellos que les encante cambiar continuamente la decoración. Este truco sirve tanto para el papel pintado como para cortinas, ropa de cama, etc…

Imagina que has pintado las paredes en rojo, a juego con el papel pintado (cortinas, ropa de cama, etc…). ¿Que pasa cuando decides cambiar el estampado? Pues que vas a estar limitado/a por el color rojo. El nuevo papel pintado deberá tener como componente el rojo o de lo contrario deberás volver a pintar o arriesgarte a que la combianción no pegue ni con cola.

En estos casos la mejor opción es combinar siempre el papel pintado con colores neutros, colores que pegan con cualquier tono. Por ejemplo, un beige, un blanco, un gris, etc… Así podrás cambiar el papel pintado (cortinas, ropa de cama etc…) sin tener que preocuparte por si el nuevo estampado será adecuado para el color de la pared.

¡¡Recuerda, un color neutro va con todo!!

Esperamos que este truco te haya sido de utilidad. Si quieres recibir trucos como este y más información interesante puedes suscribirte aquí